Tweet

El squeeze y cómo hacerlo

pokergratis_new_rec.jpg

Para comenzar, diremos que vamos a utilizar la palabra squeeze, en inglés, porque esta estrategia de poker no tiene nombre en español. El significado literal de “squeeze” es apretar o estrujar. El squeeze es, básicamente, un farol algo sofisticado, y veremos cómo y cuándo usarlo.

El squeeze se puede usar tanto en juegos de poker por dinero como en torneos, y generalmente lo limitaremos a las situaciones en las que nos encontramos frente a no más de dos jugadores, en el pre-flop.

Si bien puede resultar muy redituable cuando tenemos éxito, no resulta fácil aplicarlo, ya que sólo podemos hacerlo cuando estamos frente a rivales con cierto estilo de juego, con stacks determinados y en un nivel particular de ciegas. Hasta nuestra propia imagen en la mesa influirá en la posibilidad de éxito de nuestra estrategia.

Veamos cómo funciona el squeeze: un jugador abre la acción con una subida y otro sólo ve la subida. Para hacer el squeeze, debemos hacer una subida, siempre que estemos en última posición o en una de las ciegas, para obligar al primer rival a salir del bote y luego inducir al segundo a abandonar.

Decíamos que debemos conocer bien el estilo de juego de nuestros rivales porque, para hacer el squeeze, es necesario que el primer rival suba, habitualmente, con un amplio rango de manos, y esté dispuesto a abandonar frente a una 3-bet. Esto sucede cuando estamos frente a un jugador loose. El segundo jugador, el que vio la subida original, es, probablemente, un jugador débil, que no toma la iniciativa. En esa situación, si hacemos un squeeze, podemos estar casi completamente seguros de que ambos abandonarán.

El objetivo de usar esta estrategia de poker no es tanto obtener mayor cantidad de dinero por nuestra mano, como llevarnos el bote. Más aún: ni siquiera tiene gran importancia la mano que tengamos al hacer el squeeze, siempre que sea una buena mano en el flop.

Vamos a ver un ejemplo práctico. Supongamos que estamos en la ciega grande, con una mano 6-7, y los stacks están parejos, en unas 100 ciegas grandes. El primer jugador hace una subida de $40, el botón ve la apuesta, el bote es de $0.95. Hacemos una subida de $0.75. Si el squeeze tiene éxito, nos llevamos un bote de $1.70.

Ahora bien, como dijimos, el squeeze no es una estrategia sencilla de usar, ya que estamos haciendo una subida fuera de posición, y debemos conseguir que dos jugadores abandonen. Para reducir el riesgo de fracaso, debemos tener en cuenta lo siguiente:

- En primer lugar, como dijimos, el estilo de juego de nuestros rivales. Cuanto más tight sea nuestro rival, menos probabilidad de éxito tenemos ya que, si ha hecho una subida en el pre-flop y en posición temprana, es porque, seguramente, tiene una buena mano.

- Con respecto al segundo oponente: ¿es probable que haya visto la subida sin tener una buena mano? ¿esa capaz de abandonar ante la presión?

- Hemos hablado de nuestra imagen en la mesa. Si hemos intentado ya usar el squeeze en otras ocasiones, o lo hacemos con cierta frecuencia, es posible que no tengamos éxito. Más aún, podemos hacer en una trampa, si el segundo rival, que sólo vio la subida inicial, tiene una gran mano y está, a su vez, haciendo un farol. Sólo si tenemos una imagen tight tenemos probabilidad de salir airosos.

- Debemos estar seguros de nuestras habilidades en el post-flop ya que, si el squeeze falla, deberemos enfrentar a nuestros rivales en el flop. del mismo modo, y s si bien no necesitamos una gran mano para el squeeze, debe ser un par de cartas que sea, como mínimo, aceptable, para jugar post- flop.

- Con respecto a las ciegas, si son bajas, no vale la pena correr el riesgo de usar esta estrategia de poker de resultado incierto. El squeeze es más rentable cuando las ciegas son altas, y cuando se trata de un juego con ante.

Para resumir: el squeeze puede ser muy rentable si tenemos fold equity alto, frente a un oponente capaz de abandonar, y si tenemos una imagen tight en la mesa. De otro modo, puede resultar un fracaso.


Close